VICTIMAS CULPABLES

Comienza un nuevo año y continúa la tendencia de culpabilizar a víctimas. Si te violan es culpa tuya, por cómo vas vestida, por no enfrentarte a cinco energúmenos, por el tipo de amistades que tienes. Si te matan es que algo habrás hecho para que la pareja o a quien le apetezca te borre del mapa.  Si te quedas atascada en una autopista privada es culpa tuya por no informarte (da igual que la información fuese inexacta), por no ir aún en un trayecto corto equipado como si viajases al “fin del mundo”. La crisis fue culpa de los trabajadores de las empresas privadas y de la administración por eso no les ha quedado más remedio a los responsables políticos que precarizar el empleo, lo importante es superar esa crisis a base de cifras macroeconómicas aunque se condene cada vez a más población a la pobreza. La culpa de los recortes o desaparición de prestaciones es culpa de quienes acceden a ellas porque abusan. La culpa del fin de la subvención a medicamentos es culpa de los enfermos porque hacían un uso excesivo de ellos.

No entiendo aún cómo seguimos tolerando lo que ocurre. Quienes gobiernan no asumen ni una responsabilidad ni ante casos de corrupción, ni ante negligencias, ni ante la manifiesta ineptitud para el cargo que se ejerce.

Es increíble la capacidad que tienen los culpables, los culpables de verdad, gracias a la manipulación mediática, al lenguaje torticero que emplean en comparecencias y a esa capacidad que tienen de mentir sin inmutarse de conseguir que las víctimas de sus malas praxis aparezcan y se focalicen como el origen de todos los problemas.

La semana pasada hemos tenido que escuchar al director de la DGT con tono chulesco justificar lo injustificable y decir que no tiene pensado dimitir, que su cargo está a disposición de aquellos que (a dedo) lo nombraron; Zoido por su parte alabó la gestión de este señor, si todo lo hizo bien ¿qué nos espera cuando lo haga mal?,  o al ex muchos cargos Rato exhibiendo soberbia y prepotencia en la comparecencia en el Congreso donde se permitió insultar a diputados y dar lecciones. Da igual que sea por corrupción ineptitud o las dos cosas a la vez. Hemos alimentado, que quienes ni están a la altura del puesto o se sirven de ello, vayan de nombramiento en nombramiento, sin que sus malas gestiones, su incapacidad, sean obstáculo para seguir viviendo de lo público con salarios abultados, con todos los gastos pagados, sin tener que rendir jamás cuentas por su mala gestión dejen las consecuencias que dejen.

No creo que tarden en culpabilizar a las personas jubiladas de la insostenibilidad de un sistema de pensiones que desde que Rajoy aterrizó en Moncloa se ha dedicado a desmantelar. Primero han acabado con el fondo de reserva. Segundo ya van pedidos dos préstamos que habrá que pagar (aquí solo se libran la banca y algunos amigos empresarios de abonar lo que deben) y que empeorarán la situación actual. Remontar en los ingresos es imposible porque la precariedad en la contratación y la merma de recaudación a empresas no parece que vaya de momento a cambiar. Quizá su solución se reduzca a convencernos de que vivimos demasiado, que en aras del futuro de los que vengan detrás o por equilibrio económico nos quitemos de en medio y no seamos solo un gasto más.

Hemos comenzado el año como acabamos el anterior, con el monotema de Catalunya ocupando la mayoría de espacios para no focalizar otros asuntos de igual o mayor relevancia: nuevos recortes en educación, sanidad y servicios sociales que el señor Montoro anuncia en Europa sin hacerlo público en el reino. Más casos de terrorismo machista con o sin consecuencia de muerte y sin haber puesto en marcha medidas para frenar la violencia de género fuera y dentro del hogar. Más casos de personas ancianas que mueren solas en sus viviendas y a quienes nadie echa de menos ni los servicios sociales ni los propios familiares, casos de malos tratos en centros de mayores donde les deberían ofrecer bienestar. Continúa la criminalización de personas que luchan por los derechos humanos, tenemos un ejemplo cercano, avisar de pateras a la deriva se convierte en tráfico de personas. Seguimos con el recorte de derechos y libertades. La ley de dependencia está sin cumplirse. Continúa la precariedad laboral y la falta de ayudas a personas sin ingresos o con ingresos “tercermundistas”…. Pasan los años y el partido que gobierna con Rajoy a la cabeza no han solucionado los problemas de la ciudadanía. Difícil que quienes son el problema puedan ser la solución. Lo que han logrado a nivel personal o partidista o por amiguismo va apareciendo en los juzgados, aunque estoy convencida que lo poco que sabemos es solo la punta del iceberg. Y como sociedad hemos emprendido un retroceso en valores sociales y personales. Las barbaridades que se cometen contra las personas o sectores más vulnerables es un síntoma de una sociedad enferma donde triunfa el mal, la mala praxis, donde prosperan los peores, y eso ya no es cuestión del gobierno de turno, eso ya somos cada uno de nosotros y nosotras quienes tenemos que querer cambiarlo y hacerlo con nuestra actitud personal diaria ante la vida.

Vamos a por otro año, no dejemos que nos sigan arrebatando lo que tanto ha costado conseguir, recuperemos lo que nos han quitado. Busquemos soluciones en el origen y no las consecuencias. Digamos NO al machismo, al racismo, a la xenofobia, a la esclavitud de este siglo XXI, a la homofobia, a la aparofobia…

No caigamos en su trampa de convertir a víctimas en culpables.  

 

 

Un comentario en “VICTIMAS CULPABLES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s